Empapelando el ala, capítulo 1

Anteriormente vimos cómo pasar dope al esqueleto antes de empapelar el ala. Hoy veremos cómo empapelar el ala con papel japonés o silkspan (un papel especial que contiene seda y es muy resistente), aunque no veremos el acabado final que también es con dope, eso lo dejaremos para mañana.

En esta foto vemos cómo se verá el ala a trasluz cuando se remonte al sol. Lamentablemente terminé el empapelado de noche ;). De todos modos aún resta barnizar, que es lo más importante para lograr resistencia, aerodinamia y belleza (queda más transparente, saturado el color y profesional, como plastificado).

Técnica de empapelado, materiales

Tal como venimos diciendo en artículos anteriores, se utiliza papel japonés o silkspan. El de mejor calidad ronda los $12 el pliego, mientras que el de mediana calidad sale $7.50 en la actualidad. NUNCA utilizar papel barrilete u otro papel: el acabado será “desastroso” y además es más pesado.

Utilizaremos cola vinílica sobre los largueros y costillas en los cuales se apoyará el papel, un cutter para cortarlo mediante una regla de aluminio (se puede cortar también con tijera pero es un tanto difícil que quede bien recto, eso queda a elección del armador). Un lápiz para señalar los puntos de corte nos vendrá bien. Lija fina o mediana es empleada para quitar los sobrantes de papel.

Y como siempre, necesitaremos mucha PACIENCIA, pero también saber tomar decisiones rápidamente (una vez que depositamos el papel en la madera encolada, comienza a secarse rápidamente y hay que tensarlo bien). Como comentamos antes, es aconsejable hacer un planeador modelo Origone antes de meterse con algo más complejo, con el Origone aprenderemos todo lo básico. Pero ya estamos sobre el quilombo así que manos a la obra.

* Consejo para principiantes: utilizar un sólo pliego de papel japonés de un sólo color para todo (o a lo sumo 2 colores), cortar 6 segmentos relativos a cada parte del ala, siempre dejando que sobre papel en cada caso para luego quitar los sobrantes. Lo que verán en las fotos es complicado dado que utilicé 3 colores y debí cortar más franjas de lo extrictamente necesario: el avión vuela igual con un sólo color, esto que hicimos fue pura estética.

Técnica de empapelado, paso a paso

Antes que nada es una buena idea presentar el esqueleto del ala sobre el papel, así nos daremos cuenta qué dimensiones deberán tener los segmentos a cortar. Podemos simplemente marcar con un lapiz los puntos a cortar, dejando siempre un sobrante. Por ejemplo si el centro de ala es de 30 cm x 15 cm, recortaremos un papel de 36cm x 18cm. Una vez que lo hayamos pegado, quitaremos el sobrante con una lija y/o cutter.

Una vez recortado el papel, nos dedicamos a pasar cola vinílica (delicadamente) sobre los largueros, punto de ataque y fuga y sobre el lomo de las costillas.

Luego de poner la cola vinílica es completamente necesario para lograr un buen acabado, esparcirla con una espátula o mejor con los dedos (luego nos limpiamos en un trapo húmedo o sobre una madera).

Cuando hayamos esparcido bien la cola vinílica con los dedos (en la foto se ve sólo una parte bien esparcida) estaremos listos para presentar el papel sobre el segmento del ala a empapelar. Siempre midiendo con cuidado y tranquilidad. Es recomendable depositar el papel sobre un punto de ataque o fuga y luego ir de a poco hacia el otro lado. Por ejemplo, desde el punto de fuga hacia el punto de ataque o viceversa.

Aquí vemos cómo tensar un tanto el papel para lograr que queden pocas arrugas (no se preocupen tanto ahora por las arrugas pequeñas porque se irán con el rociado de agua y el barnizado final). Idealmente no deben quedar arrugas grandes.

Mientras la cola vinílica esté aún húmeda podremos tensar el papel en varios sentidos hasta lograr el efecto deseado: debe seguir la forma de las costillas y estar tirante.

Los sobrantes de papel se quitan con una lija o cutter (según nos quede más cómodo), tal como vemos en las fotos.

En la siguiente foto vemos el diseño que apliqué para este caso: tres tiras, una amarilla sobre el punto de ataque hasta el primer larguero superior, otra naranja desde ese larguero hasta el segundo larguero superior, y una roja desde allí hacia el punto de fuga.

De tal modo la combinación de colores resulta en un bonito efecto fuego cuando lo vemos a trasluz.

Es bonito ver un avión subiendo al cielo mediante el remolque de una tanza de 30 metros, y es más bonito si el avión posee la estética que nosotros hemos elegido.

Además la elección de colores cálidos tiene que ver con 2 cosas puramente prácticas:

1) los cálidos amarillo, naranja o rojo contrastan con el cielo, el avión es más fácil de ver a lo lejos que si fuera azul, verde o celeste.

2) al caer en el pasto a veces es muy difícil de encontrar si se ha ido muy lejos y no hemos llegado corriendo a la par (algo muy frecuente en días ventosos). Un color cálido nos ayudará a diferenciarlo del pasto.

Bien, creo que esto es todo por ahora, resta rociarlo con alcohol o mejor agua, dejarlo secar al sol o usar un secador de pelo, y luego pasarle algunas manos de barniz dope 🙂

Esperaremos el sol para eso dado que hay que salir afuera idealmente o ventilar todo el ambiente porque el Thinner que se usa para diluir el dope puede dañarnos la salud.

Aquí todas las fotos con explicaciones en su nombre de archivo:

6 pensamientos en “Empapelando el ala, capítulo 1”

  1. Por favor, no lo tomes a mal..pero no es mejor pegar los “paños” encima desde atrás hacia adelante..por el flujo de aire,pregunto..vos los pegas desde adelante hacia atrás..el flujo “choca”,con el 2°paño,pegado arriba,y despues con el 3°,cuya unión esta encima del 2°..La segunda es la cola..la dejás sin “desparramar”..Si se le pasa el índice, no queda más uniforme? Y la tercera..Es una chapa co lo que cortás la seda? Gracias amigo.Vamos a arrancar con un Origone 1 con mis hijos..

    1. Gracias por la corrección, cómo lo voy a tomar a mal? tenés razón, así es más aerodinámico. Corto con cutter, que es de chapa, como las hojitas de afeitar antiguas, muy filosas, suerte con el Origone… lástima que es un avión que tiene poca superficie alar y no planea demasiado tiempo

      1. Muchas gracias Marcos..Te cuento que mis hijos de 9 y 12 años, se van a iniciar en el A/modelismo…Yo no lo soy, pero sí estoy vinculado a la aviación, y la idea es empezar los tres..Somos de Necochea, adonde hay unos cuantos amantes del deporte ciencia…Googleé bastante, y lo más adecuado lo encontré acá, con vos..Te voy a mantener al tanto, de esta apasionante actividad llamada “deporte ciencia..”

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s