Archivo de la etiqueta: Canciones

tanto te espero

http://www.musix.org.ar/ogg/mgg2008/tanto_te_espero.ogg

Hacía bastante que no grababa alguna composición propia con muchas ganas, disfrutando cada momento, es lo que representa para mí esta canción.

La letra es en castellano, pero cometeré 2 extravagancias,

1º escribirla aquí en inglés

2º comentar que en Serbia están escuchando esto, y pegar el texto en serbio

Letra en Inglés

I hope for you so long
and went so far
that there are no signs to return
and there is no path to follow or light

We are older
but we are here
Now the branches are black
too late for complaints, I should not have gone

The crosses that you leave
are behind me
my sweet princess
your field of strawberries, does not grow in April

Escuela de música serbia que se hizo eco

http://muzika.gnulinuxcentar.org/

Musix svira

Thursday, 10 July 2008
Marcos Guglielmetti koji se brine o GNU/Linux distribuciji Musix koja je pravljena z amuziku ej komponovao jednu pesmu u jazz/blues stilu kako bi pokazao mogucnosti GNU/Musix distribucije Linuxa.

Sintetizovane zvuke Steinway klavira je obradio, snimio glas, dodao efekte…

Kompoziciju koju je komponovao mozete da cujete ako pritisnete Play Audio u meniju sa leve strane i odaberet kompoziciju sa argentinskim nazivom.

Ako zelite da kompoziciju preuzmete sa naseg sajta i slusate na sopstvenom kompjuteru slobodno je preuzmite jer je slobodno licencirana.

Poslednji put ažurirano ( Thursday, 10 July 2008 )

http://muzika.gnulinuxcentar.org/tanto_te_espero.ogg

Anuncios

El mejor Desayuno

Marte 18 de Marzo de 2008, me levanto a desayunar a las 11 de la mañana.

Sol radiante, temperatura ideal, silencio.

Intento prender el televisor, nada. Pruebo de nuevo, nada, negro, silencio. “Bien, no está mal, sigamos con otra cosa” . Vuelco chocolate en polvo en una taza, pienso en los Incas, reyes del cacao, luego en los europeos mientras derramo leche y revuelvo con una cuchara… estos últimos llevaron la costumbre de la chocolatada al mundo, no sin antes terminar con los Incas. No importa, estoy desayunando, qué sentido tiene pensar nuevamente en esto.

Voy al comedor, llevo galletitas, manteca y dulce de batata, subo la persiana, miro el cielo azul por mi ventana, espléndido. Todo está bien.

No sabía que podía estar mejor aún: escucho el canto de una nena… ¿quién será? Tomo un sorbo de chocolatada… unto manteca y dulce de batata en una galletita, muerdo y siento el crujir que casi tapa el inocente canto… muerdo con más cuidado… es la voz cantante lo que me alimenta.

Es la vecinita de al lado, seguro, ¿o será la de la otra casa que queda más lejos? Salgo al pequeño patio trasero, es ella, sí, si mis oídos no fallan el encanto viene de unos pocos metros.

Ya va por la tercera canción, bastante afinada, a capela, habla de Dios, de la Fe, de las dudas, ¿qué podría entender una niña de 9 años sobre dudas acerca de la Fe? No importa, ella canta porque le hace bien, ya tendrá tiempo para las dudas que torturan a los adultos.

Luego me enteré que eran canciones de misa católica (me lo dijo Laura, que también la escuchó), yo pensaba que era algo protestante-evangelista.

A la cuarta o quinta canción la madre la llamó y perdí su rastro sonoro.

En realidad, no desayuné en cuanto a comida, lo hice en cuanto a ternura y canciones: hacía días que no tomaba la guitarra. Luego de hacer un trámite volví a casa y canté varias canciones de The Beatles en el patio.