Primeros guaviyús de la temporada

Este árbol no se encuentra en el bosque de alimentos, sino en un jardín urbano a sólo 7 km de allí, en Junín, Buenos Aires, Argentina, donde hay otros hermanos esperando ser plantados en el lugar. Hemos conseguido 16 guaviyús para el bosquecito de los cuales sólo 1 está plantado, el resto debe crecer aún más en las macetas y debemos pensar mejor el diseño del lugar para que los árboles cumplan otras funciones extra además de brindar frutos, tales como servir de reparo a especies menos resistentes a las heladas, o de barrera contra los fuertes vientos que dañan las pequeñas plantas.

Los frutos del guaviyú (myrcianthes pungens) son dulces, la pulpa recuerda a las ciruelas o las uvas, el sabor es indescriptible, con tonos que recuerdan al aroma de las hojas de los eucalyptus (sobre todo en la piel, la cual es comestible aunque agria), pero si tuviéramos que compararlo con alguna fruta tradicional, podríamos arriesgar que se trata de una mezcla entre uva y palta hass.

Brinda una capacidad antioxidante entre 7 a 10 veces superior a los tan promocionados arándanos y es mucho más sencillo de cultivar: no requiere suelos especiales, sólo paciencia (de 4 a 7 años en fructificar abundantemente).

Los frutos están maduros 4 o 5 días luego de ponerse negros, s apropiado espera a que caigan para lograr la máxima dulzura.
SAM_6085

SAM_6090

SAM_6094

SAM_6095

SAM_6084

SAM_6081

SAM_6224_guabiju_loaded

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s