Fuselaje sin contrapeso adicionado (prototipo 1)


Sé que es un capricho, pero se me ocurrió hace unos días intentar lograr un fuselaje de planeador para vuelo libre sin necesidad de agregarle contrapeso de plomo, etc. La única ventaja de esto, además del hecho de no tener que usar otro material extra a la madera, es que uno puede diseñar un corte de madera y el que reproduzca el avión a partir de las mismas dimensiones sabrá que en teoría debería salir estabilizado sin cabrear ni caer en picada, o a lo sumo deberá variar muy poco el peso aquí o allá o en todo caso la incidencia de ala o estabilizador.

En fin, que voy por esto: con una madera de pino de 3mm de espesor estacionada por aprox 100 años cortada por mi hermano, calada desde el 66% aprox hacia la parte de del estabilizador para lograr menor peso general, estoy probando.

Y ya que pruebo anoto lo siguiente, que es en verdad lo que me importaba:

* medí el centro de gravedad antes de pegar cualquier tipo de cosas al fuselaje
* agregué los apoyos del estabilizador, que pesarán en total 1 gramo con el cemento y todo, y luego medí de nuevo el centro de gravedad: se había corrido aprox 1 cm, lo marqué
* luego hice un timón bien livianito, con balsa de 2mm bien lijada aerodinámicamente y de pequeñas dimensiones, a ojo. Lo pegué, medí el centro de gravedad y se había corrido otro centímetro…

Quedé asombrado por la importancia que adquiere el peso de los elementos que van sobre la cola del avión: intentaré hacer fuselajes, varios prototipos, que logren aviones más livianos y a la vez más o menos resistentes.

Otros detalles sobre el peso:
* el fuselaje sin nada más que la madera de pino recién cortada pesaba 24 gramos aprox.
* ahora con timón y apoyos para el estabilizador pesa 27 gramos aprox.

+ Sumando el estabilizador vertical que pesa 5 gramos (32 total) el centro de gravedad retrocede unos notables 12 cm desde el primer centro de gravedad original (cuando el fuselaje era sólo una plancha de madera recortada)

+ sumando los apoyos de ala [que son extensos para experimentar con diferentes posiciones al momento de volar] (madera balsa 6 mm x 13 mm x 3 mm) el fuselaje queda con un peso total de 35 gramos.

Es decir que si logramos hacer volar el avión con el ala del Junín 90, la cual pesa también 35 gramos, estaremos probado un modelo de 70 gramos con fuselaje de pino sin contrapeso adicionado de plomo, plastilina o metal: 35 gramos menos que el modelo con el fuselaje original.

Una mínima conclusión antes de hacer volar este fuselaje nuevo: tengo que insistir más en fuselajes de balsa super livianos en la parte de la cola y ver si se logra bajar mucho más el peso total.

Actualizado: lo probé en la plaza más tarde y planeó muy bien, sólo tuve que regular la posición del ala un poco hacia atrás para que el centro de gravedad hiciera que el modelo rindiera adecuadamente.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s