estado poético

no soy el único que desespera
cuento con piedras unos millares
en playas ventosas, solitarias

la retórica del que simula perder la paciencia
la calma se queja

desearíamos no emplear palabras
lo desconozco

sueño con ojos tiernos,
mirándose,
apuntando hacia arriba,
señalando un destino de pares

con una revuelta, un desliz de nuestras mentes
un dejarlo ser

sueño con encendidas miradas
cerrándose
golpeando las paredes

¿cómo estimamos,
acaso,
que el satélite sería cupido?

ingenuos corazones
queriendo olvidar sus castillos de naipes
se niegan a ser amigos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s